Usar plantillas de proyectos para simplificar la creación de proyectos

Las plantillas de proyectos en Asana son marcos prediseñados que puedes usar como puntos de partida para nuevos proyectos, lo que ahorra tiempo y garantiza estructuras de tareas consistentes.

Por ejemplo, si realizas campañas de marketing similares con frecuencia, puedes crear una plantilla de proyecto con tareas, plazos e instrucciones estándar, lo que te permitirá replicar fácilmente la estructura de la campaña para cada nuevo proyecto sin tener que empezar desde cero. Esto garantiza un flujo de trabajo ágil y coherente.

En este artículo, aprenderás sobre los diferentes tipos de plantillas y cómo usarlas. 

¿Qué son las plantillas de proyecto?

Las plantillas de proyectos son proyectos prediseñados que puedes usar como punto de partida para flujos de trabajo o procesos comunes. En lugar de crear proyectos desde cero cada vez, puedes ahorrar tiempo usando plantillas para replicar una estructura de conjuntos con tareas predefinidas, fechas de entrega y otros detalles.

Puedes crear plantillas para flujos de trabajo recurrentes o procesos estándar dentro de tu equipo.

Las plantillas pueden basarse en varios tipos de proyectos, como campañas de marketing, lanzamientos de productos o procesos de incorporación.

Hay diferentes tipos de plantillas que puedes usar:

  1. Plantilla creada a partir de proyectos existentes 
  2. Plantillas personalizadas
  3. Plantillas seleccionadas por Asana

Componentes de la plantilla

Las plantillas de proyecto pueden personalizarse para incluir cualquiera de los siguientes detalles relevantes:

  • Tareas
  • Logros
  • Subtareas
  • Descripciones de tareas
  • Fechas de entrega
  • Responsables de las tareas
  • Secciones
  • Campos personalizados
  • Formularios
  • Reglas
  • Paquetes
  • Archivos adjuntos

Encuentra las plantillas que usa tu equipo

Es posible que tu equipo ya haya creado plantillas para tipos específicos de proyectos. Para explorar las plantillas de tu equipo, haz clic en tu equipo en la barra lateral y, desde la pestaña Descripción general, desplázate hasta la parte inferior. Allí encontrarás una lista de las plantillas existentes. 

using your team project templates.gif

Plantillas creadas a partir de proyectos existentes

Si tienes un flujo de trabajo que deseas replicar para otros proyectos, puedes guardar un proyecto existente como plantilla. 

Por ejemplo, puedes crear una plantilla de proyecto para incorporar empleados nuevos. Esta plantilla te permitirá replicar rápidamente la estructura predefinida sin volver a crear manualmente cada tarea. 

Para guardar un proyecto existente como plantilla, haz clic en el menú desplegable junto al nombre del proyecto y haz clic en Guardar como plantilla.

saving an existing project as a template.png

Plantillas personalizadas

Una plantilla personalizada es una plantilla de proyectos que creas desde cero. Puedes determinar cómo se verá la estructura de tu plantilla y siempre puedes modificar y adaptar las plantillas en función de las necesidades específicas de un proyecto en particular.

Para crear una plantilla personalizada, dirígete a la pestaña Resumen de tu equipo, desplázate hacia abajo hasta Plantillas y haz clic en Nueva plantilla.

how to create a new custom template.png

Plantillas seleccionadas por Asana

Las plantillas seleccionadas por Asana son plantillas prediseñadas que pueden ayudarte a configurar varios flujos de trabajo que puedes personalizar aún más para conocer las necesidades de tu equipo.

Para encontrar plantillas curadas por Asana al crear un proyecto, selecciona Usar una plantilla y, en los tipos, selecciona Curada por Asana. Desde aquí puedes elegir un tipo específico de caso de uso y diseño. Desplázate hacia abajo para ver todas las plantillas disponibles. 

Puedes hacer clic en los diferentes tipos de plantillas de proyectos para ver cómo se ve la estructura. Para usar la plantilla, haz clic en Usar plantilla en la esquina superior derecha.

how to use an asana-curated template.gif

Cuándo usar plantillas

Una hoja de ruta de lanzamiento de productos es un claro ejemplo de cuándo usar plantillas de proyectos. Es probable que el proyecto al que le das seguimiento a los lanzamientos de productos se vea igual todos los años. En lugar de crear un proyecto desde cero, puedes usar una plantilla de proyecto con componentes predefinidos para crear tu hoja de ruta anual del producto. 

Otro ejemplo son los calendarios editoriales. Cada vez que creas un contenido nuevo, sigue las mismas etapas y pasa por el mismo proceso. Puedes usar plantillas de proyectos para simplificar el proceso de creación de un calendario editorial.

Recursos adicionales

Descubre paso a paso cómo usar las plantillas de proyectos en nuestro artículo del Centro de ayuda sobre las plantillas de proyectos. 

Explora nuestra biblioteca de plantillas.

Regístrate en nuestra formación sobre creación de flujos de trabajo básicos.

Las plantillas de proyectos en Asana son marcos prediseñados que puedes usar como puntos de partida para nuevos proyectos, lo que ahorra tiempo y garantiza estructuras de tareas consistentes.

 

 

 

 


Por ejemplo, si realizas campañas de marketing similares con frecuencia, puedes crear una plantilla de proyecto con tareas, plazos e instrucciones estándar, lo que te permitirá replicar fácilmente la estructura de la campaña para cada nuevo proyecto sin tener que empezar desde cero. Esto garantiza un flujo de trabajo ágil y coherente.


En este artículo, aprenderás sobre los diferentes tipos de plantillas y cómo usarlas. 

¿Qué son las plantillas de proyecto?

Las plantillas de proyectos son proyectos prediseñados que puedes usar como punto de partida para flujos de trabajo o procesos comunes. En lugar de crear proyectos desde cero cada vez, puedes ahorrar tiempo usando plantillas para replicar una estructura de conjuntos con tareas predefinidas, fechas de entrega y otros detalles.


Puedes crear plantillas para flujos de trabajo recurrentes o procesos estándar dentro de tu equipo.

Las plantillas pueden basarse en varios tipos de proyectos, como campañas de marketing, lanzamientos de productos o procesos de incorporación.


Hay diferentes tipos de plantillas que puedes usar:

  1. Plantilla creada a partir de proyectos existentes 
  2. Plantillas personalizadas
  3. Plantillas seleccionadas por Asana

Componentes que puedes encontrar en una plantilla

Las plantillas de proyecto pueden personalizarse para incluir cualquiera de los siguientes detalles relevantes:


  • Tareas
  • Logros
  • Subtareas
  • Descripciones de tareas
  • Fechas de entrega
  • Responsables de las tareas
  • Secciones
  • Campos personalizados
  • Formularios
  • Reglas
  • Paquetes
  • Archivos adjuntos

Encuentra las plantillas que usa tu equipo

Es posible que tu equipo ya haya creado plantillas para tipos específicos de proyectos. Para explorar las plantillas de tu equipo, haz clic en tu equipo en la barra lateral y, desde la pestaña Descripción general, desplázate hasta la parte inferior. Allí encontrarás una lista de las plantillas existentes.

Las plantillas de proyectos en Asana son marcos prediseñados que puedes usar como puntos de partida para nuevos proyectos, lo que ahorra tiempo y garantiza estructuras de tareas consistentes.

 

Por ejemplo, si realizas campañas de marketing similares con frecuencia, puedes crear una plantilla de proyecto con tareas, plazos e instrucciones estándar, lo que te permitirá replicar fácilmente la estructura de la campaña para cada nuevo proyecto sin tener que empezar desde cero. Esto garantiza un flujo de trabajo ágil y coherente.

 

En este artículo, aprenderás sobre los diferentes tipos de plantillas y cómo usarlas. 

¿Qué son las plantillas de proyecto?

Las plantillas de proyectos son proyectos prediseñados que puedes usar como punto de partida para flujos de trabajo o procesos comunes. En lugar de crear proyectos desde cero cada vez, puedes ahorrar tiempo usando plantillas para replicar una estructura de conjuntos con tareas predefinidas, fechas de entrega y otros detalles.

 

Puedes crear plantillas para flujos de trabajo recurrentes o procesos estándar dentro de tu equipo.

Las plantillas pueden basarse en varios tipos de proyectos, como campañas de marketing, lanzamientos de productos o procesos de incorporación.

 

Hay diferentes tipos de plantillas que puedes usar:

  1. Plantilla creada a partir de proyectos existentes 
  2. Plantillas personalizadas
  3. Plantillas seleccionadas por Asana

Componentes que puedes encontrar en una plantilla

Las plantillas de proyecto pueden personalizarse para incluir cualquiera de los siguientes detalles relevantes:

 

  • Tareas
  • Logros
  • Subtareas
  • Descripciones de tareas
  • Fechas de entrega
  • Responsables de las tareas
  • Secciones
  • Campos personalizados
  • Formularios
  • Reglas
  • Paquetes
  • Archivos adjuntos

 

Encuentra las plantillas que usa tu equipo

Es posible que tu equipo ya haya creado plantillas para tipos específicos de proyectos. Para explorar las plantillas de tu equipo, haz clic en tu equipo en la barra lateral y, desde la pestaña Descripción general, desplázate hasta la parte inferior. Allí encontrarás una lista de las plantillas existentes.

Las plantillas de proyectos en Asana son marcos prediseñados que puedes usar como puntos de partida para nuevos proyectos, lo que ahorra tiempo y garantiza estructuras de tareas consistentes.

 

Por ejemplo, si realizas campañas de marketing similares con frecuencia, puedes crear una plantilla de proyecto con tareas, plazos e instrucciones estándar, lo que te permitirá replicar fácilmente la estructura de la campaña para cada nuevo proyecto sin tener que empezar desde cero. Esto garantiza un flujo de trabajo ágil y coherente.

 

En este artículo, aprenderás sobre los diferentes tipos de plantillas y cómo usarlas. 

¿Qué son las plantillas de proyecto?

Las plantillas de proyectos son proyectos prediseñados que puedes usar como punto de partida para flujos de trabajo o procesos comunes. En lugar de crear proyectos desde cero cada vez, puedes ahorrar tiempo usando plantillas para replicar una estructura de conjuntos con tareas predefinidas, fechas de entrega y otros detalles.

 

Puedes crear plantillas para flujos de trabajo recurrentes o procesos estándar dentro de tu equipo.

Las plantillas pueden basarse en varios tipos de proyectos, como campañas de marketing, lanzamientos de productos o procesos de incorporación.

 

Hay diferentes tipos de plantillas que puedes usar:

  1. Plantilla creada a partir de proyectos existentes 
  2. Plantillas personalizadas
  3. Plantillas seleccionadas por Asana

Componentes que puedes encontrar en una plantilla

Las plantillas de proyecto pueden personalizarse para incluir cualquiera de los siguientes detalles relevantes:

 

  • Tareas
  • Logros
  • Subtareas
  • Descripciones de tareas
  • Fechas de entrega
  • Responsables de las tareas
  • Secciones
  • Campos personalizados
  • Formularios
  • Reglas
  • Paquetes
  • Archivos adjuntos

 

Encuentra las plantillas que usa tu equipo

Es posible que tu equipo ya haya creado plantillas para tipos específicos de proyectos. Para explorar las plantillas de tu equipo, haz clic en tu equipo en la barra lateral y, desde la pestaña Descripción general, desplázate hasta la parte inferior. Allí encontrarás una lista de las plantillas existentes.

Las plantillas de proyectos en Asana son marcos prediseñados que puedes usar como puntos de partida para nuevos proyectos, lo que ahorra tiempo y garantiza estructuras de tareas consistentes.

 

Por ejemplo, si realizas campañas de marketing similares con frecuencia, puedes crear una plantilla de proyecto con tareas, plazos e instrucciones estándar, lo que te permitirá replicar fácilmente la estructura de la campaña para cada nuevo proyecto sin tener que empezar desde cero. Esto garantiza un flujo de trabajo ágil y coherente.

 

En este artículo, aprenderás sobre los diferentes tipos de plantillas y cómo usarlas. 

¿Qué son las plantillas de proyecto?

Las plantillas de proyectos son proyectos prediseñados que puedes usar como punto de partida para flujos de trabajo o procesos comunes. En lugar de crear proyectos desde cero cada vez, puedes ahorrar tiempo usando plantillas para replicar una estructura de conjuntos con tareas predefinidas, fechas de entrega y otros detalles.

 

Puedes crear plantillas para flujos de trabajo recurrentes o procesos estándar dentro de tu equipo.

Las plantillas pueden basarse en varios tipos de proyectos, como campañas de marketing, lanzamientos de productos o procesos de incorporación.

 

Hay diferentes tipos de plantillas que puedes usar:

  1. Plantilla creada a partir de proyectos existentes 
  2. Plantillas personalizadas
  3. Plantillas seleccionadas por Asana

Componentes que puedes encontrar en una plantilla

Las plantillas de proyecto pueden personalizarse para incluir cualquiera de los siguientes detalles relevantes:

 

  • Tareas
  • Logros
  • Subtareas
  • Descripciones de tareas
  • Fechas de entrega
  • Responsables de las tareas
  • Secciones
  • Campos personalizados
  • Formularios
  • Reglas
  • Paquetes
  • Archivos adjuntos

 

Encuentra las plantillas que usa tu equipo

Es posible que tu equipo ya haya creado plantillas para tipos específicos de proyectos. Para explorar las plantillas de tu equipo, haz clic en tu equipo en la barra lateral y, desde la pestaña Descripción general, desplázate hasta la parte inferior. Allí encontrarás una lista de las plantillas existentes.

Las plantillas de proyectos en Asana son marcos prediseñados que puedes usar como puntos de partida para nuevos proyectos, lo que ahorra tiempo y garantiza estructuras de tareas consistentes.

 

Por ejemplo, si realizas campañas de marketing similares con frecuencia, puedes crear una plantilla de proyecto con tareas, plazos e instrucciones estándar, lo que te permitirá replicar fácilmente la estructura de la campaña para cada nuevo proyecto sin tener que empezar desde cero. Esto garantiza un flujo de trabajo ágil y coherente.

 

En este artículo, aprenderás sobre los diferentes tipos de plantillas y cómo usarlas. 

¿Qué son las plantillas de proyecto?

Las plantillas de proyectos son proyectos prediseñados que puedes usar como punto de partida para flujos de trabajo o procesos comunes. En lugar de crear proyectos desde cero cada vez, puedes ahorrar tiempo usando plantillas para replicar una estructura de conjuntos con tareas predefinidas, fechas de entrega y otros detalles.

 

Puedes crear plantillas para flujos de trabajo recurrentes o procesos estándar dentro de tu equipo.

Las plantillas pueden basarse en varios tipos de proyectos, como campañas de marketing, lanzamientos de productos o procesos de incorporación.

 

Hay diferentes tipos de plantillas que puedes usar:

  1. Plantilla creada a partir de proyectos existentes 
  2. Plantillas personalizadas
  3. Plantillas seleccionadas por Asana

Componentes que puedes encontrar en una plantilla

Las plantillas de proyecto pueden personalizarse para incluir cualquiera de los siguientes detalles relevantes:

 

  • Tareas
  • Logros
  • Subtareas
  • Descripciones de tareas
  • Fechas de entrega
  • Responsables de las tareas
  • Secciones
  • Campos personalizados
  • Formularios
  • Reglas
  • Paquetes
  • Archivos adjuntos

 

Encuentra las plantillas que usa tu equipo

Es posible que tu equipo ya haya creado plantillas para tipos específicos de proyectos. Para explorar las plantillas de tu equipo, haz clic en tu equipo en la barra lateral y, desde la pestaña Descripción general, desplázate hasta la parte inferior. Allí encontrarás una lista de las plantillas existentes.

Las plantillas de proyectos en Asana son marcos prediseñados que puedes usar como puntos de partida para nuevos proyectos, lo que ahorra tiempo y garantiza estructuras de tareas consistentes.

 

Por ejemplo, si realizas campañas de marketing similares con frecuencia, puedes crear una plantilla de proyecto con tareas, plazos e instrucciones estándar, lo que te permitirá replicar fácilmente la estructura de la campaña para cada nuevo proyecto sin tener que empezar desde cero. Esto garantiza un flujo de trabajo ágil y coherente.

 

En este artículo, aprenderás sobre los diferentes tipos de plantillas y cómo usarlas. 

¿Qué son las plantillas de proyecto?

Las plantillas de proyectos son proyectos prediseñados que puedes usar como punto de partida para flujos de trabajo o procesos comunes. En lugar de crear proyectos desde cero cada vez, puedes ahorrar tiempo usando plantillas para replicar una estructura de conjuntos con tareas predefinidas, fechas de entrega y otros detalles.

 

Puedes crear plantillas para flujos de trabajo recurrentes o procesos estándar dentro de tu equipo.

Las plantillas pueden basarse en varios tipos de proyectos, como campañas de marketing, lanzamientos de productos o procesos de incorporación.

 

Hay diferentes tipos de plantillas que puedes usar:

  1. Plantilla creada a partir de proyectos existentes 
  2. Plantillas personalizadas
  3. Plantillas seleccionadas por Asana

Componentes que puedes encontrar en una plantilla

Las plantillas de proyecto pueden personalizarse para incluir cualquiera de los siguientes detalles relevantes:

 

  • Tareas
  • Logros
  • Subtareas
  • Descripciones de tareas
  • Fechas de entrega
  • Responsables de las tareas
  • Secciones
  • Campos personalizados
  • Formularios
  • Reglas
  • Paquetes
  • Archivos adjuntos

 

Encuentra las plantillas que usa tu equipo

Es posible que tu equipo ya haya creado plantillas para tipos específicos de proyectos. Para explorar las plantillas de tu equipo, haz clic en tu equipo en la barra lateral y, desde la pestaña Descripción general, desplázate hasta la parte inferior. Allí encontrarás una lista de las plantillas existentes.